Mejor con salud

Riesgos para la salud de comerse los mocos o mucofagia

La mucofagia o comerse los mocos, que es una de esas prácticas bastante comunes entre las personas, pero que no deja de ser considerada como poco saludable y bastante juzgada. Además de lo anterior, hay que considerar que comerse los mocos también acarrea problemas para la salud.

¿Qué es la mucofagia?

Comerse los mocos es uno de esos hábitos extendidos en la sociedad, que aparte de no ser bien visto por las personas, tiene a su vez consecuencias negativas para la salud. Por tanto, la mucofagia además de poder ser considerada como una manía, no trae beneficios ni tampoco aporta para estar en mejor con salud.

¿Qué son los mocos?

Las membranas nasales segregan un líquido transparente y pegajoso cada 20 minutos muy parecido a una mujer. Si una persona se encuentra resfriada o sufre de una alergia, va a suceder con más frecuencia. El líquido que se hace mención, es agua, pero también puede tener minerales, electrolitos y proteínas.

Mejor con salud

El objetivo del moco es mantener las fosas nasales húmedas, limpias, la temperatura regular, atrapar bacterias y virus y suciedad.

¿Qué riesgos tiene para la salud comerse los mocos o la mucofagia?

A grandes rasgos, el primer inconveniente es que se están introduciendo virus y bacterias potenciales que ya han sido detenidos por las fosas nasales. Igualmente, el sistema inmunológico se debe exponer a una actividad extra. Los riesgos asociados con esta práctica son:

Composición de los mocos – Los mocos por su condición están expuestas a contaminación, además que su objetivo es justamente atrapar la suciedad, virus y bacterias.

Suciedad en las manos – Para comerse los mocos se usan las manos y por sus características, son una de las partes del cuerpo que más están en contacto con todo tipo de superficies y objetos que quizá están contaminados.

Lesiones en la nariz – Con el hábito de la mucofagia una persona va a introducir con mucha frecuencia sus manos en la nariz. Entre las consecuencias de lo anterior se puede pensar en la irritación, enrojecimiento, hinchazón, secreción y obstrucción. Incluso se pueden experimentar hemorragias nasales que llegan a ser leves o moderadas.

¿Cómo se supera la mucofagia o el hábito de comerse los mocos?

Puede ser una práctica muy arraigada para muchas personas y ser muy difícil de superar. Algunas sugerencias son:

  • Empezar por identificar las causas de esta conducta.
  • Utilizar gotas nasales para evitar la resequedad en los conductos.
  • Usar un vendaje o apósito en el dedo.
  • Siempre debe ser un pañuelo de tela al alcance.
  • Si es un hábito por nerviosismo, buscar otras alternativas.

Deja un comentario