Comparación entre leches vegetales para la salud

Cuidado de várices

Cuando se presenten ciertas condiciones en el cuerpo, por ejemplo un hígado graso, diabetes u otro tipo de situaciones no tan complejas, siempre se va a querer mejorar la alimentación y los hábitos de vida. Pensando en lo anterior, en este caso nos hemos propuesto ser una comparativa de leches de origen vegetal.

Diferencia entre leche vegetal y animal

Son muchas las familias que han optado por dar prioridad a las leches de origen vegetal antes que las animales en el último tiempo. De todos modos, se debe aclarar que la leche vegetal presenta un aporte proteico y de lípidos menor al de la leche de vaca, motivo por el que su impacto en el cuerpo es menor, en particular para el crecimiento de los niños.

Ejercicios en casa

Comparación entre leches vegetales: Durante una enfermedad

En este caso se hace énfasis en la función de las leches vegetales en su uso para las enfermedades, particularmente aquellas que son crónicas. Así mismo, hay que reconocer que existen ciertos nutrimentos que deben ser suplementados o restringidos según sea el caso. Finalmente, con las leches vegetales hay que revisar siempre su etiqueta nutrimental, pues en muchos casos se va a presentar un elevado aporte de azúcares añadidos.

Arroz y avena – Se caracterizan por tener una carga bastante alta de carbohidratos con un aporte muy bajo de proteína. Por estas condiciones, la sugerencia es que sean consumidas por los pacientes con una enfermedad renal, pensando en que el objetivo central es evitar una hiperfiltración en los riñones.

Consejos de nutrición

Almendra – Es una excelente opción para todas las personas si se consume cada cierto tiempo. Ahora bien, es recomendada para las personas con alergia a la proteína de leche. Hay que mencionar que su aporte de calcio es bastante superior al de las demás leches vegetales, por ende, es una buena opción para las mujeres en menopausia.

Soja – Tiene un aporte importante de isoflavonas, que se describe como un compuesto vegetal con una actividad semejante a los estrógenos. Es una muy buena contribución para las mujeres en menopausia.

Coco – Por el elevado aporte de ácidos grasos de cadena media y una baja cantidad de carbohidratos, es una leche vegetal con la que se disminuye la carga respiratoria, motivo por el que se sugiere para las personas con trastornos respiratorios. Además de lo anterior, por su aporte en calorías, se invita a consumir la a la población con desnutrición.

2 mitos sobre el consumo de azúcar para la salud

Tratamiento de una adicción

Bien sea que se hable de salud capilar o de salud en general, la alimentación saludable es uno de los temas que más da para hablar en el último tiempo. Al respecto, el consumo de azúcar y los mitos sobre el azúcar, son de los temas que más personas interesadas encuentran.

Mito: 50 gramos de azúcar al día son aceptables

En lo primero en que se debe tener mucha claridad sobre este asunto, es que el azúcar es un alimento que no tiene ningún valor nutricional, lo que significa que no se puede hacer ningún tipo de recomendación sobre su consumo. Asimismo, si se presta atención a las recientes directrices de la Organización Mundial de la Salud, se menciona que la cantidad de azúcares libres al día no tendría que superar un 10% del total de las kilocalorías consumidas.

Consumo de azúcar

En ese mismo sentido, hace poco tiempo incluso se ha sugerido que esta cantidad debe ser inferior al 5%. Las investigaciones se han encargado de demostrar que un nivel superior se puede relacionar fácilmente con obesidad y sobrepeso para la población en general. Igualmente, para el caso de los niños, se vincula con la aparición de problemas dentales.

Hay que tener en mente que los azúcares libres son los que son añadidos en la elaboración de los alimentos y, por ende, no hacen parte de los alimentos de manera natural.

Más allá de lo anterior, el tema más importante por comprender, con esta declaración, es que no se recomienda tomar 50 g de azúcar al día, sino que se ha establecido un límite que no debe ser sobrepasado. La conclusión más relevante sobre este asunto, es que el azúcar añadido, entre menos sea su cantidad, mejor.

Mito: El azúcar no causa obesidad

La evidencia científica que respalda la tesis que el azúcar causa obesidad es día a día más clara. Lo cierto, es que la obesidad no puede ser reducida tan sólo a un tema de balance energético. En otras palabras, no se puede comprender este concepto tan sólo en comer menos y gastar más.

Consumo de azúcar

Hay que pensar que el cuerpo va a reaccionar de un modo diferente de acuerdo con la clase de carbohidratos que se consume. Por ende, no es lo mismo consumir un refresco azucarado que un plato de garbanzos. Puede que la misma cantidad de calorías se aporte, pero la reacción a nivel fisiológico que se va a presentar es muy distinta.

Las principales enfermedades asociadas con la obesidad

Cuando se habla desde la perspectiva del mundo de salud, hay que tener en cuenta que las enfermedades acarrean consecuencias para el cuerpo y en ese orden de ideas la obesidad es una afección grave, la cual lamentablemente resulta ser cada vez más común en el mundo moderno.

A grandes rasgos, se encuentra que los estilos de vida sedentarios que se han impuesto en la actualidad, son parte de los motivos por los que se está una creciente prevalencia.

¿Qué es la obesidad?

La obesidad se define como un trastorno metabólico el cual tiene lugar si se aumenta la cantidad y el tamaño de los adipocitos. Para su diagnóstico, un médico va a medir el Índice de Masa Corporal y la circunferencia de la cintura. De acuerdo con los resultados de la persona se va a clasificar en algún grado.

Principales enfermedades asociadas con la obesidad

En recientes investigaciones se ha podido constatar que las personas obesas viven menos. En los hombres disminuyó la esperanza de vida en seis años y en las mujeres siete años.

  • Hipertensión arterial – La obesidad es una condición con la que se genera resistencia ante la insulina y hiperinsulinismo. Por lo anterior, en el cuerpo se presente una mayor reabsorción de sodio en los riñones. La consecuencia principal de lo anterior es que se va a dar un aumento continuo de la presión arterial.
  • Diabetes mellitus tipo 2 – Es una enfermedad la cual se va a caracterizar porque se presentó un aumento de la glucosa en la sangre. Entre las personas que presentan un índice de masa corporal superior a 32, van a tener un riesgo de hasta tres veces más alto de desarrollar diabetes tipo 2.
  • Accidente cerebrovascular – La obesidad ocasiona que se vayan formando placas en las arterias coronarias, cerebrales y a su vez las que se encargan de llevar la sangre cerebro. Este tipo de placas se van a poder desprender y obstruir la irritación, por ende, los resultados van a ser un accidente cerebrovascular.
  • Hiperlipemia – Las personas obesas van a tener una acumulación de grasa en el tejido adiposo en forma de triglicéridos. Los mismos van a pasar a la sangre y van a incrementar el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.
  • Enfermedad cardiovascular – La obesidad trae como consecuencia que se incremente el volumen sanguíneo, volumen diastólico y el gasto cardiaco. Por lo anterior se afecte el ventrículo izquierdo y se predispone a sufrir de una insuficiencia cardiaca o de muerte súbita.