¿En qué consiste el tratamiento de una adicción?

Ejercicios en casa

Para tratar una adicción se suele sustentar que son dos los pilares fundamentales, de acuerdo con cada situación: un tratamiento farmacológico, el cual no siempre es indispensable y un tratamiento psicológico, que por sus características siempre se va a requerir.

De este modo, desde centros especializados como MOMENTO Adicciones, se suele anotar para las personas interesadas, que el tratamiento con fármacos es útil para una primera fase de desintoxicación (cuando se requiere), en particular pensando en la sintomatología de abstinencia.

Tratamiento de una adicción

Por otro lado, en el caso del tratamiento psicológico, el objetivo central es permitirle a la persona que vaya descubriendo y comprendiendo cuáles son las condiciones de la adicción, por qué se presentó, confrontarse consigo misma para la toma de decisiones y empezar con un proceso de generar nuevas capacidades para afrontar la situación.

¿Cómo es el tratamiento de una adicción?

En términos de pensar unos pilares para trabajar sobre una adicción, los Tratamientos de Adicciones en la mayoría de los casos constan de 4 fases, las cuales por sus características y como bien son detalladas por centros especializados como MOMENTO Adicciones, van a irse ajustando de acuerdo con la sintomatología y necesidades de cada persona.

Desintoxicación

No siempre es una etapa necesaria, por ende, la conveniencia la tiene que evaluar un médico especialista según corresponda. Así mismo, el proceso se puede hacer de forma ambulatoria, siempre y cuando existan las condiciones de supervisión necesarias.

Tratamiento de una adicción

En los casos en que se necesite de esta fase, el tratamiento va a ser exclusivamente farmacológico, lo que significa que va a ser necesario enfrentarse a situaciones varias como el control del síndrome de abstinencia, efectos secundarios de la adicción, entre otros.

Deshabituación

Es una fase de re-educación en la que se trabaja principalmente en buscar que la persona sea consciente de su dependencia a esa adicción sobre la que se busca intervenir. Por el anterior motivo se analiza la función de la adicción en la vida y se la va preparando para afrontar cada una de las consecuencias de la abstinencia con diversas técnicas de entrenamiento.

Por otro lado, se identifican hábitos, situaciones y conductas que pueden significar un alto riesgo de recaída, buscando así otras actividades con las que se facilite la abstinencia.

Rehabilitación

Consiste en una modificación de los comportamientos que se vieron afectados por la adicción de la persona, destacando al respecto que se actúa en distintos ámbitos de la vida, es decir, a nivel individual, familiar y social.

Rehabilitación de una adicción

A grandes rasgos es una etapa de consolidar y pensar tanto en prácticas como estrategias que refuercen lo hecho durante la deshabituación. Finalmente, las barreras se van reduciendo para que se verifique que la abstinencia se mantiene.

Reinserción

Es una fase final en la que se prepara a la persona para que la adicción deje de ser un problema serio en su vida y se disponga al tiempo de las herramientas necesarias para afrontar la vida a partir de esta fase de modo tal que las estrategias aprendidas se consoliden y el riesgo de recaída sea mínimo.

Migraña, síntomas y causas

Ejercicios en casa

Un porcentaje alto de mujeres sufren de manera habitual o puntual migraña. Se trata de un trastorno neurológico que genera un sinfín de opiniones salud por afectar la calidad de vida e impedir que la persona pueda cumplir con su rutina diaria.

¿Qué es la migraña?


La migraña se define como un trastorno neurológico que se caracteriza por los fuertes dolores de cabeza. Son muchas las personas que deben afrontar estos dolores y casi siempre se los relaciona con las situaciones de tensión, ansiedad o estrés, cuando la realidad nos dice que se sufre de migraña.

Respecto a la migraña o jaqueca, presenta dolores localizados en uno o ambos lados de la cabeza. Por sus condiciones incapacita a la persona y afectar a una proporción grande de la población. En cuanto a la migraña clásica empieza con alguna disfunción en la visión, van a verse destellos de luz en un lado del espectro visual, líneas en zigzag e incluso luces de colores.

¿Cuáles son las causas de la migraña?


Los patrones y formas de manifestarse el dolor pueden presentarse de modos muy distintos. Asimismo, la localización del punto o foco doloroso va a variar durante la vida de una persona. En otras palabras, lo que se puede determinar a grandes rasgos para el grueso de la población como causa su desencadenante de la migraña son factores como:

  • El estrés.
  • La alteración del sueño, la ingesta de alcohol o tabaquismo.
  • Los cambios bruscos en el clima.
  • Si hay una exposición a olores muy fuertes,
  • Cuando se consumen ciertos alimentos: soja, lácteos, chocolate, cafeína, edulcorantes artificiales, plátano, aguacate, glutamato monosódico, etc.
  • La sobre exposición a una luz intensa.
  • La utilización de ciertos medicamentos.

¿Cuáles son los síntomas de la migraña?


En términos generales la sintomatología de la migraña es bastante característica y se puede reconocer con facilidad:

  • El síntoma principal es una cefalea con un dolor intenso que se va a ir extendiendo por toda la cabeza, músculos faciales y cuello. Respecto al dolor puede llegar a durar entre 4 a 72 horas.
  • Una alteración gástrica acompañada por náuseas y vómitos.
  • Palidez de la piel.
  • Fonofobia y fotofobia.
  • Fatiga y palpitaciones.
  • Síntomas de tipo visual en los que se presentan destellos, rayos, imágenes borrosas, pérdida parcial de la visión, líneas zigzagueantes, entre otros.
  • Cambios psicológicos como la ansiedad, crisis de estrés, depresión, insomnio, agresividad y nerviosismo.

En ese orden de ideas, la migraña impide que una persona pueda realizar cualquier tipo de actividad.

Prácticas saludables para evitar una crisis de ansiedad

Una dieta saludable también debe considerar estrategias para evitar una crisis de ansiedad y esto significa que se debe pensar tanto en la salud mental como física. Por esta razón, en este artículo destacamos una serie de prácticas saludables para el control de la ansiedad, con las cuales se van a obtener muy buenos resultados.

Prácticas saludables para evitar una crisis de ansiedad: Ejercicio




Es una excelente medida para mejorar la salud física. Así mismo, también repercute de modo positivo en la mente. Con su práctica va a mejorar el estado de ánimo e incluso se van a prevenir estados de depresión y de ansiedad tanto a corto como largo plazo.

La recomendación por parte de los expertos es que se realicen sesiones de entre 30 a 40 minutos de una intensidad moderada y durante tres ocasiones a la semana. Con esto se pueden reducir e incluso evitar las crisis de ansiedad.

Prácticas saludables para evitar una crisis de ansiedad: Respirar correctamente




  • Siéntese para hacerlo. Los codos en el apoyabrazos para que no exista atención en los hombres.
  • La respiración tiene que ser suave, regular, lenta y tranquila.
  • Respire por la nariz y quienes abdomen en cuatro segundos
  • Aguante la respiración por dos segundos.
  • Exhale con lentitud por la boca en cuatro segundos.
  • Espere algunos segundos para repetir por varios minutos.

Prácticas saludables para evitar una crisis de ansiedad: Dieta nutritiva y equilibrada




Es clave como un complemento para cualquier tratamiento médico. Siempre existen alimentos que se deben evitar porque son perjudiciales. Pensando en la ansiedad, se sugiere una dieta rica en fibra y en ácidos grasos esenciales. Tenga en cuenta que son alimentos con los que se mejora la microbiota intestinal que está vinculada con los trastornos de ansiedad, estrés y depresión.

Prácticas saludables para evitar una crisis de ansiedad: Remedios naturales y suplementos




Existen remedios de origen natural que se pueden elegir para equilibrar el sistema nervioso. Con lo anterior, se pueden incorporar en la vida cotidiana ciertas plantas medicinales que también van a promover ciertos estados de relajación con los que se pueden evitar las crisis de ansiedad. Algunas de las opciones en este caso son: pasiflora, lavanda e hipérico.

Por otro lado, también se lo puede intentar con algunos suplementos, sin embargo, sólo se recomienda que sean utilizados con prescripción médica. Algunas opciones son el magnesio o lisina.