¿En qué consiste el tratamiento de una adicción?

Ejercicios en casa

Para tratar una adicción se suele sustentar que son dos los pilares fundamentales, de acuerdo con cada situación: un tratamiento farmacológico, el cual no siempre es indispensable y un tratamiento psicológico, que por sus características siempre se va a requerir.

De este modo, desde centros especializados como MOMENTO Adicciones, se suele anotar para las personas interesadas, que el tratamiento con fármacos es útil para una primera fase de desintoxicación (cuando se requiere), en particular pensando en la sintomatología de abstinencia.

Tratamiento de una adicción

Por otro lado, en el caso del tratamiento psicológico, el objetivo central es permitirle a la persona que vaya descubriendo y comprendiendo cuáles son las condiciones de la adicción, por qué se presentó, confrontarse consigo misma para la toma de decisiones y empezar con un proceso de generar nuevas capacidades para afrontar la situación.

¿Cómo es el tratamiento de una adicción?

En términos de pensar unos pilares para trabajar sobre una adicción, los Tratamientos de Adicciones en la mayoría de los casos constan de 4 fases, las cuales por sus características y como bien son detalladas por centros especializados como MOMENTO Adicciones, van a irse ajustando de acuerdo con la sintomatología y necesidades de cada persona.

Desintoxicación

No siempre es una etapa necesaria, por ende, la conveniencia la tiene que evaluar un médico especialista según corresponda. Así mismo, el proceso se puede hacer de forma ambulatoria, siempre y cuando existan las condiciones de supervisión necesarias.

Tratamiento de una adicción

En los casos en que se necesite de esta fase, el tratamiento va a ser exclusivamente farmacológico, lo que significa que va a ser necesario enfrentarse a situaciones varias como el control del síndrome de abstinencia, efectos secundarios de la adicción, entre otros.

Deshabituación

Es una fase de re-educación en la que se trabaja principalmente en buscar que la persona sea consciente de su dependencia a esa adicción sobre la que se busca intervenir. Por el anterior motivo se analiza la función de la adicción en la vida y se la va preparando para afrontar cada una de las consecuencias de la abstinencia con diversas técnicas de entrenamiento.

Por otro lado, se identifican hábitos, situaciones y conductas que pueden significar un alto riesgo de recaída, buscando así otras actividades con las que se facilite la abstinencia.

Rehabilitación

Consiste en una modificación de los comportamientos que se vieron afectados por la adicción de la persona, destacando al respecto que se actúa en distintos ámbitos de la vida, es decir, a nivel individual, familiar y social.

Rehabilitación de una adicción

A grandes rasgos es una etapa de consolidar y pensar tanto en prácticas como estrategias que refuercen lo hecho durante la deshabituación. Finalmente, las barreras se van reduciendo para que se verifique que la abstinencia se mantiene.

Reinserción

Es una fase final en la que se prepara a la persona para que la adicción deje de ser un problema serio en su vida y se disponga al tiempo de las herramientas necesarias para afrontar la vida a partir de esta fase de modo tal que las estrategias aprendidas se consoliden y el riesgo de recaída sea mínimo.

¿Cómo dormir con nervios, ansiedad o estrés?

Dormir con ansiedad o estrés

Hay asuntos de la vida cotidiana sobre los que vale la pena tener cierto conocimiento, por ejemplo el hígado graso o tener en cuenta ciertas recomendaciones para dormir cuando se está nervioso. Tenga en cuenta que la ansiedad o nervios son factores que ocasionan dificultades para conciliar el sueño.

¿Cómo dormir si hay nervios o ansiedad?

La pregunta por “¿cómo dormir si estoy nervioso?” es más común de lo que se piensa. Sobre esta alteración del sistema nervioso que es una consecuencia de la depresión, estrés o ansiedad, hay que mencionar que las probabilidades son muy altas en que influyan de modo negativo para el descanso nocturno. Asimismo, hay investigaciones que la relacionan con un trastorno de hiperactividad en el día y la noche.

Dormir con ansiedad o estrés

En ese orden de ideas, para mejorar la calidad del sueño desde un enfoque multidimensional, hay que considerar modificaciones en los hábitos o el estilo de vida como, por ejemplo:

  • Evitar estimulantes como el tabaco, cafeína o alcohol.
  • Combatir los trastornos nerviosos.
  • Realizar ejercicio con frecuencia.
  • Establecer un horario fijo para ir a dormir.
  • Evitar las siestas en el día.

Consejos para dormir mejor, relajarse y combatir los nervios

Plantas medicinales – Son una opción viable que proviene de la medicina natural, que por muchos años han demostrado ser una opción excelente para calmar a una persona y también para fomentar que se consigue sueño. Algunas de las variedades que se pueden tener en cuenta son: la rodiola, azafrán, azufaifa y ginkgo.

Aceite esencial de lavanda – Pese a que también es un producto de origen natural, el cual se extrae de la flor que lleva el mismo nombre, por sus características merece ser mencionado aparte. Este es un aceite con un sinfín de propiedades calmantes, al tiempo que le va a andar al hogar un aroma delicioso. Se puede utilizar con un difusor aromático o impregnar en ciertas zonas del cuerpo. Igualmente, puede ser diluido con un aceite vegetal para realizar un masaje.

Dormir con ansiedad o estrés

Actividad física – Cuando se quiere equilibrar el sistema nervioso la actividad física es un asunto imprescindible. Por tal motivo, hay que seleccionar algún tipo de ejercicio para ser realizado en dos o tres ocasiones por semana. Igualmente, lo más adecuado es que esta actividad se lleve a cabo al aire libre o en contacto con la naturaleza. Recuerde que son muchas las opciones y que el yoga o la meditación no son para todos, el fútbol también es válido.