¿Cómo funciona una deshabituación tabáquica?

Cuidado de várices

La deshabituación tabáquica es el modo en que se denomina una acción de tipo sanitario, la cual se puede afrontar con remedios naturales, estrategias de trabajo en salud mental o con el uso de cierto tipo de productos estratégicos. Uno de los primeros pasos por dar es el reconocimiento de la fase en la que el fumador se encuentra como parte de un proceso general para dejar de fumar.

¿Cómo prepararse para la deshabituación tabáquica?

En términos generales se suele definir este momento del proceso como aquel en el que la persona ya ha decidido con firmeza que quiere dejar de fumar. En otras palabras, la persona que tiene un convencimiento total que quiere dejar de fumar y puede declarar que se encuentra dispuesta a realizar un intento lo más serio posible en un plazo que sea menor a un mes.

Tratamiento de una adicción

En estos casos el profesional que acompañe este proceso debe estar en condiciones de:

  • Subrayar y felicitar a la persona, pues dejar de fumar casi siempre suele ser una de las mejores decisiones para la salud, tanto personal como de las personas que le rodean.
  • Vale la pena seleccionar una fecha desde la cual la persona va a dejar de consumir tabaco o día D. cuando la persona elige una reducción gradual, se tiene que iniciar con anterioridad buscando que el día D sea el de abanderamiento total.
  • Se tiene que favorecer todo para que la persona pueda comunicar su decisión a familiares y amigos. Entre más personas lo sepan, mejor.
  • Vale la pena informar sobre la aparición de distintas dificultades, al igual que el trabajo sobre las estrategias útiles para su tratamiento.

Acciones para la deshabituación tabáquica

Esta es una fase en la que la persona dejó de fumar y el objetivo principal es que pueda continuar sin consumir más tabaco. Por tal razón, un profesional tiene que ir evaluando todas las dificultades de la persona para que se piensa en las estrategias que son más útiles.

Consumo de azúcar

Hay que recordar que el síndrome de abstinencia casi siempre va a desaparecer desde el séptimo día, respecto a la sensación de vacío va a aparecer a los tres días tras dejar de fumar, sin olvidar que la sensación de falsa seguridad por lo general se presenta tras los días 15 y 30 tras el abandono de consumo de tabaco.

¿Qué es una recaída en la deshabituación tabáquica?

Es una recaída si la persona fuma de nuevo tras abandonar el hábito de fumar. Es un momento en el que el profesional a cargo de demostrar empatía, brindar apoyo y favorecer un buen entendimiento de esta recaída como una oportunidad para aprender.

Razones para dejar de fumar

Consumo de azúcar

Los consejos que cuidan de tu salud son cada vez más conocidos en el mundo moderno, pero en ocasiones se los tiende a ignorar por diversas razones. En este caso, hacemos énfasis en las razones para dejar de fumar, recordando que este es un hábito que por su sola presencia en la vida de una persona implica un deterioro en la calidad de vida que en muchos casos no se pueden siquiera estimar.

Dejar de fumar para tener más tiempo de vida

Tratamiento de una adicción

Ya se ha comprobado a través de todo tipo de investigaciones científicas que fumar hace más corta la vida. Igualmente, hay estudios en los que se indica que un fumador vive en promedio una década menos en comparación con un no fumador. En otras palabras, abandonar este hábito es una manera de evitar que se reduzca la esperanza de vida.

Dejar de fumar para prevenir enfermedades

En la mayor parte de los casos, fumar se puede asociar fácilmente con la aparición de distintas enfermedades que afecten de modo notorio la calidad de vida. Entre las condiciones más graves que se puede mencionar, son distintos tipos de cáncer, males respiratorios y problemas cardiovasculares.

Cuidado de várices

Todo lo anterior, en conjunto con muchas enfermedades más, van a significar una disminución notoria la calidad de vida. Hay que recordar que no se trata únicamente de acortar la vida, sino que se van a vivir muchos años entre hospitales, medicamentos, etcétera.

Dejar de fumar para incrementar el rendimiento físico

Rendimiento físico

Es fácil notar que un fumador se fatiga con mucha más facilidad. Esto se puede observar al caminar por un tramo largo, subir las escaleras, entre otro tipo de actividades. Es decir, fumar puede privar a las personas de practicar muchos deportes, al igual que actividades físicas en las que necesita la persona de una cierta fortaleza respiratoria.

No fumar para mejorar la apariencia física

Con el cigarrillo la apariencia de la piel se va dañando paulatinamente, pues se hace más resecar y va a envejecer tempranamente. Así mismo, genera mal aliento, entre otros problemas dentales.

Incrementar el sentimiento autocontrol

La realidad nos dice que dejar de fumar no es un asunto que se pueda tomar como algo sencillo, porque no es fácil. Ahora bien, tampoco es difícil si existe una decisión consciente por parte de la persona. Eso sí, requiere de templanza, carácter y perseverancia, pero si se cumple con el objetivo, va a llevar a la persona que se incremente su voluntad y autocontrol.