Dos tratamientos naturales para iluminar la piel del rostro

Son muchos los factores que pueden influir en que la piel adquiera un aspecto apagado. En ese sentido, hay remedios de origen natural como el café, entre otros más, que en caso de sabernos utilizar adecuadamente, van a ser útiles para lograr tratamientos que iluminen y revitalicen la piel.

Aceite de almendras y yogur para iluminar la piel del rostro


Si se piensa en los ingredientes más adecuados de origen natural para el tratamiento de diversos problemas de la piel, no hay ninguna duda que el yogur natural es de las mejores alternativas que se van a encontrar.

Lo anterior se explica principalmente por su contenido en ácido láctico, un compuesto ideal para la regulación del pH cutáneo, al tiempo que va a minimizar la presencia de puntos negros o acné. Se sugiere en este caso que se ha combinado con el aceite de almendras para que se pueda gozar de un tratamiento con el que se gana brillo en la piel. Los ingredientes necesarios son:

  • Media cucharadita de aceite de almendras dulces.
  • Dos cucharadas de yogur natural.
  • Dos gotas de aceite esencial de sándalo.

Para la preparación hay que empezar por agregar el yogur natural en un recipiente. Lo siguiente es mezclar con el aceite de almendras. Para continuar agregue que unas cuantas gotas de aceite esencial de sándalo.

  • Empiece por retirar cualquier residuo de maquillaje en la piel. Frote el remedio.
  • Permita que actúe unos 20 minutos para enjuagar con agua templada.
  • Repita la aplicación tres veces por semana.

Aceite de rosas y aceite de limón para iluminar la piel


Esta es una loción natural que ayuda a iluminar la piel al tiempo que tonifica. Por los ingredientes que se utilizan se va a estimular la producción de colágeno, que es un aspecto fundamental para evitar los signos prematuros de la edad.

La preparación consiste en combinar seis gotas de aceite esencial de limón con 20 gotas de aceite esencial de rosas. Esto lo tiene que hacer en un recipiente de modo cuidadoso. Es importante que se combinan muy bien los dos aceites

a continuación, el tratamiento se debe frotar sobre la piel limpia, así que retire cualquier tipo de maquillaje o de elemento que puede interferir en el proceso. Se sugiere que sea antes de ir a dormir. Repita como mínimo durante tres ocasiones a la semana para que se puedan notar los resultados deseados.

5 consejos para evitar las quemaduras solares

Cuando se abordan temas relacionados con el mundo salud es muy importante prestar atención a todos los detalles. En este caso nos vamos a concentrar en las quemaduras solares y en cómo prevenirlas.

Prevención de las quemaduras solares


Cada vez la población es más consciente de la necesidad de proteger la piel y de prevenir la aparición de estas quemaduras solares, ya que son muchas las consecuencias negativas que se pueden derivar de esto.

Además, en la actualidad es muy sencillo adquirir productos o implementar cierto tipo de estrategias para garantizar que la piel no se vaya dañando con el paso del tiempo. Finalmente se recuerda que las quemaduras solares son un exceso de oxidación que ocasiona la muerte de los queratinocitos.

¿Cómo prevenir la aparición de las quemaduras solares?


Fotoprotección tópica – Son productos cosméticos que van a ser muy útiles para proteger los efectos a corto plazo a causa de la radiación, sin olvidar que sus beneficios a largo plazo son importantes. Igualmente, van a disponer de filtros solares que ayudan aún más. Son importantes para que la piel no se manche.

Fotoprotección oral – Si se combina una estrategia de fotoprotección tópica con una oral, los resultados van a ser mucho mejores para evitar las quemaduras solares. La ventaja principal de este método es que la totalidad de la piel se va a ver beneficiadas. Asimismo, la aplicación tópica requiere que cada cierto tiempo se repita, a diferencia de lo que sucede con la protección oral.

Barreras de protección ante el sol – En otras palabras, se trata de cierto tipo de accesorios o prendas que se pueden vestir durante el día para no estar expuestos directamente a la luz solar. Se puede pensar por ejemplo en una sombrilla al ir a la playa o piscina, utilizar sombreros o gorros, gafas de sol homologadas o permanecer en la sombra.

Hidratación y alimentación – La piel requiere de agua para desempeñarse de modo correcto, resaltando que este es un elemento que mantiene su estructura y al tiempo va a actuar como una barrera. La exposición solar hace que se pierda agua, así que es necesario que se la ingiera de manera regular.

Usar un aftersun – No significa que vaya a sustituir la crema hidratante, pero es ideal para actuar y reparar el daño celular que es ocasionado por la exposición al sol. Su tarea es equilibrar, descongestionar, desinflamar y combatir los radicales libres.