Cuida tu cuerpo durante el embarazo con productos naturales

Cuidado de la piel durante el embarazo

La piel es el órgano más grande del cuerpo, el cual cumple con una función protectora al filtrar agentes externos que pueden ser tóxicos. Ahora bien, al pensar en el embarazo, particularmente durante el primer trimestre, los cambios hormonales son considerables y esto puede conducir a que se presenten cambios considerables en la textura de la piel. Al respecto, en herbocosmetica.com se nos invita a reflexionar y a considerar ciertos productos naturales que pueden ayudar durante esta etapa.

La piel durante el embarazo: Mucha sensibilidad

Higiene de la piel – Se recomienda la utilización de jabones cremosos y neutros. Respecto a los baños calientes no se sugiere que sean realizados, sino una ducha con la temperatura ambiente del agua. Tampoco se sugiere una ducha que implique cambios constantes y bruscos de temperatura.

Manchas y cloasma – El 70% de las mujeres durante la segunda mitad del embarazo van a presentar manchas de una tonalidad marrón, que son irregulares y difusas en la cara. Hay que mencionar que el sol suele ser el factor principal que desencadena esta situación. En otras palabras, lo ideal es la utilización de un protector solar.

Cuidado de la piel durante el embarazo

Evitar las estrías – Una estría es una consecuencia de una lesión que ocurre en una zona mucho más profunda de la piel, en el momento en que las fibras de colágeno y elastina se rompen. Por lo general aparecen en senos, vientre, cara interna de los brazos, muslos, cadera y abdomen.

Celulitis o piel de naranja – Es una alteración del tejido conjuntivo de la piel. Se manifiesta como una acumulación de grasa en distintas zonas del cuerpo.

Picores y ronchas en el embarazo – Como consecuencia del estiramiento de la piel para poder acoplarse a las nuevas medidas que ocurren durante el embarazo, suelen ser comunes, particularmente en ciertas zonas del cuerpo.

Productos naturales para cuidar la piel durante el embarazo

Tal y como se ha mencionado, hay tiendas especializadas en la comercialización de estos productos naturales para el cuidado de la piel durante el embarazo, como el caso de HerboCosmetica. Algunas de las recomendaciones que se propone tener en cuenta son:

Aceite de masaje contra las estrías – Es una excelente opción que actúa tanto para prevenir como para reducir las estrías. La característica principal de este producto es que cuenta con la combinación exacta de ingredientes para que la que se pueda mantener tonificada e hidratada.

Aceite de masaje piel durante el embarazo

Crema corporal – Se la describe en la mayoría de los casos como una crema reafirmante corporal, pero con una acción intensiva, recordando que como parte del estiramiento que sufre la piel durante el embarazo, siempre se necesita de una ayuda extra para tonificar, hidratar y revitalizar.

Crema corporal para piel durante el embarazo

Baño relajante – Se sugiere el uso de este producto, tanto para disfrutar de la relajación que producen el cuerpo, como para estimular el organismo para gozar de un sueño profundo y reparador. Hay que tener en cuenta que las mujeres embarazadas suelen tener muchos inconvenientes para conciliar el sueño y descansar como se debe.

Baño relajante de lavanda

2 mitos sobre el consumo de azúcar para la salud

Centros de Salud

Bien sea que se hable de salud capilar o de salud en general, la alimentación saludable es uno de los temas que más da para hablar en el último tiempo. Al respecto, el consumo de azúcar y los mitos sobre el azúcar, son de los temas que más personas interesadas encuentran.

Mito: 50 gramos de azúcar al día son aceptables

En lo primero en que se debe tener mucha claridad sobre este asunto, es que el azúcar es un alimento que no tiene ningún valor nutricional, lo que significa que no se puede hacer ningún tipo de recomendación sobre su consumo. Asimismo, si se presta atención a las recientes directrices de la Organización Mundial de la Salud, se menciona que la cantidad de azúcares libres al día no tendría que superar un 10% del total de las kilocalorías consumidas.

Consumo de azúcar

En ese mismo sentido, hace poco tiempo incluso se ha sugerido que esta cantidad debe ser inferior al 5%. Las investigaciones se han encargado de demostrar que un nivel superior se puede relacionar fácilmente con obesidad y sobrepeso para la población en general. Igualmente, para el caso de los niños, se vincula con la aparición de problemas dentales.

Hay que tener en mente que los azúcares libres son los que son añadidos en la elaboración de los alimentos y, por ende, no hacen parte de los alimentos de manera natural.

Más allá de lo anterior, el tema más importante por comprender, con esta declaración, es que no se recomienda tomar 50 g de azúcar al día, sino que se ha establecido un límite que no debe ser sobrepasado. La conclusión más relevante sobre este asunto, es que el azúcar añadido, entre menos sea su cantidad, mejor.

Mito: El azúcar no causa obesidad

La evidencia científica que respalda la tesis que el azúcar causa obesidad es día a día más clara. Lo cierto, es que la obesidad no puede ser reducida tan sólo a un tema de balance energético. En otras palabras, no se puede comprender este concepto tan sólo en comer menos y gastar más.

Consumo de azúcar

Hay que pensar que el cuerpo va a reaccionar de un modo diferente de acuerdo con la clase de carbohidratos que se consume. Por ende, no es lo mismo consumir un refresco azucarado que un plato de garbanzos. Puede que la misma cantidad de calorías se aporte, pero la reacción a nivel fisiológico que se va a presentar es muy distinta.

¿Qué es el síndrome de los hombros caídos y como corregirlo?

Cuidado de várices

Para corregir el síndrome de los hombros caídos hay que empezar por reconocer que se puede tratar de una cuestión psicológica, depresión, autoestima y no sólo fisiológica. Hay personas que intentan atender esta situación con café, otras mejorando su postura, en otros casos con deporte, pero no hay que pasar por alto lo que aquí sucede.

¿Qué es el síndrome de los hombros caídos?

También se conoce con el nombre de síndrome cruzado anterior y es un dimorfismo postural. Lo que aquí sucede, es que los hombros van a llevarse hacia delante y la cabeza hacia abajo, es una postura donde la persona va a mirar hacia el suelo con frecuencia.

Cuidado de várices

El problema es que la postura no afecta tan sólo los hombros, sino que ocasiona que la espalda se curva de más y más hacia adelante, formando así la denominada joroba o una cifosis dorsal.

Consejos para corregir los hombros caídos

En términos generales, la mejor solución es realizar ejercicios de estiramiento para corregir el síndrome de los hombros caídos, teniendo en cuenta que así se va a ir corrigiendo la postura, pero poco a poco. Algunas opciones interesantes son:

Rotación externa de hombros – Lo que se busca en este caso es llevar los hombros hacia atrás y mantenerlos en una postura correcta. Para esto lleve los hombros atrás por 30 segundos. El ejercicio se debe repetir cinco veces, en lo posible en varias ocasiones al día.

Ejercicios en casa

Rotación de hombros con el omóplato – Se busca una aproximación de los omoplatos al sacar el pecho y llevar los hombros atrás. Al llevar los hombros atrás hay que acercar los omoplatos al máximo. Mantenga esta postura por 30 o 40 segundos y repita en cinco ocasiones. Así se mejora el resto de la espalda.

Estiramiento de la zona pectoral – Sitúese frente una puerta para formar una T con los brazos. Ahora doble los codos para levantar los antebrazos y sostener el marco de la puerta. Si se da un paso al frente hay que sentir que los músculos se estiran. Mantenga la posición por 30 segundos.

Estiramiento espalda – Uno de tantos ejemplos es acostarse boca arriba y acercar una rodilla el pecho. Proceda a permanecer de este modo por unos segundos para cambiar de pierna. Otra alternativa es estiran un brazo y la pierna contraria al tiempo. Con ambos métodos se va a lograr aliviar la espalda que también es un objetivo.

Hábitos saludables para aliviar las várices de forma natural

Cuidado de várices

En principio hay que mencionar que las várices son un signo de un problema circulatorio, al tiempo que son poco estéticas. Aunque no corresponde necesariamente con un asunto de salud capilar, sí que es importante concentrarse en ellas y desarrollar ciertos hábitos saludables.

En ese orden de ideas, en este caso destacamos algunos hábitos saludables para aliviar las várices de modo natural, recordando que en los casos más complejos siempre se va a requerir de la intervención de un procedimiento profesional.

Cuidado de várices

Hábitos saludables para aliviar las várices de forma natural

Ejercitar y estirar las piernas – Es uno de los primeros asuntos en los que debe existir disciplina e interés. El sedentarismo tiene que dejar de existir para poder trabajar sobre las várices. Con el ejercicio y el estiramiento de las piernas se va a contribuir con una mejora de la circulación. En realidad, este es un hábito que también va a tener efectos positivos ante otras enfermedades relacionadas con la salud circulatoria.

Elevar las piernas – Para que se pueda lograr una sensación rápida de alivio frente al dolor y la incomodidad que las várices van a generar, se sugiere elevar las piernas hacia arriba o en dirección al techo por algunos minutos. Con un sencillo ejercicio de este tipo se va a facilitar el flujo de la sangre en la zona inferior del cuerpo, permitiendo que retorne el corazón.

Cuidado de várices

No estar de pie o sentado por mucho tiempo – Cuando el cuerpo mantiene una misma postura por un período prolongado se van a dar una gran cantidad de dificultades a nivel circulatorio. Lo anterior aplica tanto al estar sentados como de pie, pues en estos casos se aumenta la presión de las venas, lo que significa una mayor dificultad para que la sangre retorne al corazón.

Medias de compresión para aliviar las várices – Se trata de un recurso que es útil cuando se busca aliviar las várices. Con su utilización todos los días se mantendrán las válvulas de las venas en una posición adecuada, por ende, la circulación de la sangre se facilitará tal y como se desea.

Duchas frías – Es una terapia con la que se alivian las várices al igual que otros síntomas asociados. Hay que tener en cuenta que las temperaturas frías logran que los vasos sanguíneos se contraigan, por lo tanto, se va a producir una sensación de alivio ante la pesadez y la hinchazón.